Historia de Usaquén


Foto Bogota.gov.co

Con un origen indígena, Usaquén le abre la puerta a los bogotanos y sus visitantes en medio de un paisaje lleno de naturaleza en donde se sobre salen los Cerros Orientales y sus bosques; en sus calles se narra una historia prehispánica que no muchos sabemos pero que vale la pena conocer. En el encontramos el humedal Torca y fuentes importantes de agua como lo son: La Floresta, San Cristóbal, el Canal Callejas de la 127 y las quebradas de Torca.


Es uno de los lugares mas recurridos de la ciudad capitalina no solo por la cantidad de actividades culturales que lo complementan, ni por sus bellas artesanías, ni la vibra colonial que transmite; Usaquén es conocido por la gastronomía que tiene; los mejores restaurantes se encuentran allí brindando su excelente servicio, mágicos sabores y el mejor ambiente. La gente siempre llega buscando un sitio para desayunar, almorzar, comer o incluso tomar onces; nada como terminar una deliciosa comida y salir a caminar por las calle adoquinadas que cautivan a los que pasan con los colores de artesanías, los redondos globos que venden en cada esquina, los jóvenes jugando con el balón y las burbujas de jabón que los más pequeños hacen.


No todos nos cuestionamos por el origen de esta localidad pues creemos que siempre ha sido parte de la ciudad capitalina pero no es así, Usaquén contiene una amplia historia llena de cultura y datos curiosos.


En 1954, la historia de Usaquén, cambia por completo y se divide en dos partes. El municipio de Usaquén formo parte del Departamento de Cundinamarca, limitando con Bogotá, hasta ese entonces; sin embargo, con la creación del Distrito Especial de Bogotá el 17 de diciembre de 1954, para las festividades navideñas, se incorporan mediante el decreto legislativo No. 3640, los municipios de Usaquén, Bosa, Usme, Engativá y Suba a Bogotá.


Mediante el Acuerdo 26, de diciembre de 1972, pasó a ser parte de una de las alcaldías locales del DEB. Como podemos ver, la historia de Usaquén en cuanto a lo territorial del distrito es reciente, su historia como antiguo municipio de Cundinamarca se remota a épocas pre hispanas como un asentamiento muisca, según las descripciones y las memorias de sus habitantes.


3 cosas que seguro no sabias de Usaquén...

  • Usaquén fue el mayor proveedor de arena y piedra, extraídas de sus canteras, con las que se sentaron las bases del Capitolio Nacional y del antiguo Palacio de la Justicia.

  • Fue el núcleo de una importante actividad artesanal en el área de la madera y en los tejidos.

  • En el taller Huatay, de Raquel Vivas, se llegaron a tejer algunos de los acabados que se usaron para cubrir el interior del Apolo 11.

La historia de esta localidad tiene su origen en un pueblo indígena que por mucho tiempo fue independiente de la ciudad, era conocido por tener mucha visita de viajeros que se movilizaban para llegar al nor-oriente del país.


El nombre “Usaquén” se relaciona con la historia de los nativos de Sudamérica, que se llamo chibcha, la más civilizada y numerosa que habito Colombia. Surgió de una practica de la religión chibcha, de una extraña crueldad, que se llevaba a cabo por los sacerdotes o zaques cuando se iba a construir una mansión señorial.


Se dice que estos indios, una vez tenían abiertas las fosas en donde se debían enterrar los madero o palos que sostendrían la edificación, metían dentro de cada uno a una niña, hermosa, vestida con su mejor vestido y perteneciente de una notable familia de la tribu. Luego los sacerdotes dejaban caer el palo dándole un golpe sobre la cabeza de cada niña haciendo que los huesos se trituraran; estas víctimas eran tapadas con tierra consumando el sacrificio humano.


Se creía que la fortaleza y buena suerte de la edificación consistía en estar cimentada sobre sangre y carne de humano. Es debido a esta costumbre que Usaquén adquirió este nombre, etimológicamente, teniendo en cuenta la lengua chibcha, significa: usa, “debajo· y que, “madero”, lo que quiere decir “debajo del palo”.


Durante la época de la colonia, esta región fue de mucha importancia al estar relacionada con una tribu que dominaba y abarcaba las tierras que hoy conocemos como La Calera, Guasca y Chía. Se dice que para 1539 los españoles le dieron inicio a la fundación de la población de Usaquén , nombrándola Santa Bárbara de Usaquén.


Para 1777, Usaquén fue desalojado y los habitantes se debieron trasladar a zonas como Soacha pues los españoles manifestaron que era un lugar extinto. Con el pasar del tiempo fue nuevamente poblada: este proceso se caracterizo por la construcción de dos grandes hacienda en donde habitaban los extranjeros. Hoy en día, conocemos a estas dos haciendas como Santa Ana y Santa Bárbara; se convirtieron en grandes centros comerciales y en barrios donde se encuentran las viviendas de la clase social alta de Bogotá.


A pesar de ser un lugar tan lindo, en el se dieron los sangrientos combates del 12 y 13 de junio de 1861, una lucha entre las tropas del gobierno que se encontraban en el Chicó y las tropas revolucionarias del general Mosquera, el general Santos Gutiérrez llevaba el mando; ubicadas en las haciendas de Santa Bárbara y Santa Ana.


Como la mayoría sabemos, y si no sabes, Usaquén es un lugar que tiene una alta proyección turística, donde se encuentran cafés, bares, y una variedad única de gastronomía. Debido a su desarrollo histórico y su expansión, esta localidad sufrió bastantes cambios urbanos, rompiendo con el intento de homogenizar el lugar; se puede admirar un contraste entre lo colonial y lo moderno.


Gracias a la construcción de edificios modernos, característicos de la arquitectura contemporánea y los diferentes desarrollo urbanos convirtieron a Usaquén en una zona empresarial y residencial.


Aunque es imposible de creer la historia de este lugar histórico va ligado con el famoso trafico, como paso hacia la ciudad de Tunja, en el emblemático ferrocarril. La estación, hoy por hoy, es un monumento nacional y funciona muy de vez en cuando pero antes era el medio de transporte ideal para quienes querían moverse de un lado a otro.


Es increíble ver la cantidad de historia que podemos encontrar en uno de los lugares más visitados y atractivos de Bogotá; nunca esta de más saber acerca de los espacios que visitamos con frecuencia. Hoy en día esta zona de la ciudad es reconocida por la cantidad de planes culturales que hay por hacer y ver, pero sobre todo por los famosos restaurantes que mueven la mayor cantidad de visitantes.


Encontramos comida de todo tipo; sin embargo, en una de las esquinas de esta localidad vemos una casa colonial bastante colorida que nos transporta a México y nos da la bienvenida a conocer sobre este país y empaparnos con su cultura y sabor explosivo. Mi calle esta siempre dispuesto a abrirte la puerta para que celebres tu cumpleaños o aniversarios, para que disfrutes de los mariachis, escuches la canción que pidas mientras sorprendas a tu paladar con la amplia gastronomía que tiene para dar.





No olvides hacer tu reserva aquí, y cuéntanos sobre tu experiencia si ya nos visitaste.

9 vistas

Teléfono: 6124083

Calle 120a No 6-05

Usaquen

Certificado SSL

Sitio 100% seguro

Sitio creado por Clan 2019
Bogotá - Colombia
Todos los derechos reservados